¿Seguidores falsos? ¿Eso existe? Of course, my friend.

13.01.2019

Muy buenos días amiguitos del Influencer Marketing. Hoy queremos tratar un tema que está generando bastante polémica en los últimos días: Los falsos Influencers.

Creo que a estas alturas todos sabemos que hay `Influencers´, si se les puede llamar de alguna forma, que compran audiencia y engagement, falsifican colaboraciones para crear un efecto llamada, etc. Estas malas prácticas pueden tener unos resultados bastante negativos para la marcas, ya que parte de su inversión irá destinada a usuarios automatizados o `granjas de bots´.

Según un estudio de Captiv8, una agencia Neoyorkina, las marcas están pagando más de 200 millones de dólares a falsos Influencers para hacer campañas publicitarias en redes sociales que en realidad son un fake. 

Además, este riesgo aumenta con los micro Influencers, perfiles más pequeños y especializados, cada vez más demandados por las marcas. Por ello, es muy importante prestar atención a una serie de métricas antes de llevar a cabo cualquier campaña con Influencers. 

¿Cómo puedo detectar a estos falsos Influencers?

Si no quieres malgastar parte del presupuesto en usuarios que en realidad no existen es muy importante que analices con bastante atención a los Influencers que vas a seleccionar para la campaña. 

Algunas de las métricas que debes tener en cuenta son: la variación del número de seguidores a lo largo del tiempo, la interacción con otros usuarios, la tasa de engagement con respecto a su sector de influencia, entre otras.

Este problema no es nuevo, se ha mantenido a lo largo de mucho tiempo y, por eso, en Influencialia hemos perfeccionado métodos para descartar aquellos influencers que han utilizado este tipo de aplicaciones para ampliar de forma artificial su audiencia y repercusión. 

Somos expertos en analizar la Influencia real del Influencer gracias a mecanismos anti fakes que hemos desarrollado. Así que, si os da miedito seleccionar vosotros mismos los perfiles o ya tenéis seleccionado vuestro perfil, pero tenéis dudas sobre su legitimidad:

Podemos ser vuestro Inspector Gadget.